Cabo de Finisterre “Costa da Morte”

Esta foto la describiría “donde se esconden todos esos secretos y misterios  de La Costa Da Morte, con sus paisajes agrestes”.

Es el Monte do Facho, un istmo desde donde se puede divisar la puesta de sol sobre la inmensidad del océano, el mar como lo llamaríamos del fin del mundo. No me extraña que sea el cabo más visitado de Europa, con sus 138 metros sobre el nivel del mar. 

Las meigas no existen pero, como bien se dice: “haberlas hailas” porque allí me atrevería a decir que las puedes ver, región de tinieblas pobladas por monstruos marinos. Verdaderamente es una belleza única!

También impone el viento con sus silbidos y ese paisaje… ver cómo se va escondiendo el sol para ver la oscuridad marina.

Es conocido por todos los navegantes del mundo que esta zona marítima es sumamente traicionera y el nombre de esta comarca hace referencia a la cantidad de catástrofes marinas debido a la peligrosidad de sus acantilados y frecuentes temporales.

Sus gentes fueron testigos de numerosos naufragios, especialmente en la costa que va desde Camelle hasta Camariñas, donde se hundieron más de sesenta navíos en poco más de cien años, siendo el cabo Tosto (o punta do Boi) el punto más fatídico.

Remedios Seijo